Publicación de la categoría: Relato corto

Guy de Maupassant – ¿Fue un sueño?

¡La había amado locamente! ¿Por qué se ama? ¿Por qué se ama? Cuán extraño es ver un solo ser en el mundo, tener un solo pensamiento en el cerebro, un solo deseo en… Sigue leyendo

Margaret Atwood – Fragmento de Polaridades

Desprendía un fuerte olor a muguete. Había encontrado empleo, le contó luego mi madre a mi padre, un empleo muy bueno. Trabajaba de secretaria de dirección y se hacía llamar señorita en lugar… Sigue leyendo

La aventura del saber: Ángela Carter

 

Antón Chéjov – La corista

Un día, cuando era más joven y guapa y tenía mejor voz, estaba sentado en la planta baja de su dacha Nikolái Petróvich Kolpakov, su rendido admirador. Hacía un calor molesto y sofocante.… Sigue leyendo

Pilar Muñoz – Amor a tres bandas

Quédate. No te marches esta noche. Cumple tu promesa y ámame despacio, mirándome a los ojos, que te hablan en silencio. Desnúdame lento y huye de la pasión desenfrenada que te obliga a… Sigue leyendo

Stanislaw Lem – La invasión de Aldebarán

Ha ocurrido no hace mucho, apenas en el transcurso de estos últimos días. Recibimos la visita de dos habitantes de Aldebarán, miembros de una raza inteligente descubierta en el año 2685 y clasificada… Sigue leyendo

Natsume Soseki – Impresión

Cuando salgo al exterior, una ancha calle pasa recta delante de la casa. De pie en medio de la calle y examinándolo todo a mi alrededor, todas las casas tienen cuatro pisos y… Sigue leyendo

Eduardo Galeano – Casa que viaja

Estábamos sentados en una escalera, mirando la mar desde una casa que había sido nuestra casa y ya no era, porque debía­mos irnos sí o sí, ya mismo. Nos levantamos y nos fuimos… Sigue leyendo

Robert Walser – Excursión

Recuerdo que hace varios años —era verano— emprendí mi primera excursión larga, en la cual vi una serie de cosas bellas y maravillosas. Mi equipo consistía en un traje claro, barato, que llevaba… Sigue leyendo

Eudora Welty – Muerte de un viajante

J. Bowman, que llevaba catorce años viajando para una empresa de calzado por Mississippi, conducía su Ford por un sendero polvoriento y lleno de rodadas. ¡Qué día tan largo! El tiempo parecía no… Sigue leyendo

Yasutaka Tsutsui – Estoy desnudo

—¡Fuego! ¡Fuegooo! Cuando se oyó este grito, yo estaba haciendo el amor con Yasuko Ōno por tercera vez. Para entonces, un humo negro ya se estaba filtrando por debajo de la puerta de… Sigue leyendo

Álvaro Cunqueiro – La vecindad del océano

Los gallegos estábamos tan tranquilos en vecindad y amistad con el océano, recogiendo en él cosechas de los tiempos más antiguos, y probablemente no supimos que estas oscuras rocas eran el Finisterre, el… Sigue leyendo

Historia de Dulce-Amiga

He llegado á saber, ¡oh rey afortunado! que el trono de Bassra fué ocupado por un sultán tributario de su soberano el califa Harún Al-Rachid, que se llamaba el rey Mohammad ben-Soleimán El-Zeiní.… Sigue leyendo

Marco Denevi – Michel

Qué voy a llamarme Michel, che, avisá. Me llamo Gonzalo Maritti. Yo nunca había sabido por qué mi vieja, que se llamaba Rosina Maritti y era tana, me había puesto ese nombre gallego.… Sigue leyendo

Ana Vega – El último ujier

Ser el último ujier del mundo requiere una capacidad especial para perderse; no sólo conocer cuál es el momento apropiado de hacerlo, sino cómo y cuándo debe suceder.Olvidarse es fácil, pero para perderse se necesitan años… Sigue leyendo

Saki – La reticencia de lady Anne

Egbert entró en la amplia sala oscura con el aire de quien no sabe si entra a un palomar o a un polvorín y viene preparado para ambas contingencias. No habían rematado la… Sigue leyendo

Elena Garro – La culpa es de los tlaxcaltecas

Nacha oyó que llamaban en la puerta de la cocina y se quedó quieta. Cuando volvieron a insistir abrió con sigilo y miró la noche. La señora Laura apareció con un dedo en… Sigue leyendo

Sara Mesa – El cárabo

La chica volvió la cabeza desde lo alto de la loma y los vio a todos alrededor de la mesa de pícnic. En la distancia, la conversación era un murmullo ininteligible, como un… Sigue leyendo

Ray Bradbury – La niña que iluminó la noche

Había una vez un muchachito a quien no le gustaba la Noche. Le gustaban linternas y lámparas y antorchas y alumbrados y faros y faroles y velas y velones y relumbrones y relámpagos.… Sigue leyendo

Patricia Suárez – Caperucita Lola

(Caperucita Lola camina por el bosque revoleando la canastita.) CAPERUCITA LOLA: Me dijeron que por acá podía salirme al paso un Lobo Feroz. Brrr… qué miedo me da el Lobo Feroz. Me dijeron… Sigue leyendo

Isak Dinesen – El festín de Babette

Dos damas de Berlevaag EN NORUEGA hay un fiordo —o brazo de mar largo y estrecho entre altas montañas— llamado de Berlevaag. Al pie de las montañas, el pequeño pueblecito de Berlevaag parece… Sigue leyendo

César Vallejo – 10 poemas musicalizados

Obra Poetica Completa                        Novelas Y Cuentos Completos

Alberto Méndez – Fragmento de Los girasoles ciegos

PRIMERA DERROTA: 1939 o Si el corazón pensara dejaría de latir Ahora sabemos que el capitán Alegría eligió su propia muerte a ciegas, sin mirar el rostro furibundo del futuro que aguarda a… Sigue leyendo

Tommaso Landolfi – La maleta

El muchacho fue confiado a un joven tío y, durante un tiempo, mientras se buscaba un alojamiento conveniente, los dos se conformaron con dormir en la misma habitación (de alquiler, y que era… Sigue leyendo

Martha Cerda – Inventario

Mi vecino tenía un gato imaginario. Todas las mañanas lo sacaba a la calle, abría la puerta y le gritaba: “Anda, ve a hacer tus necesidades”. El gato se paseaba imaginariamente por el… Sigue leyendo

Edith Wharton – La plenitud de la vida

 1   Había estado recostada durante horas, sumida en un plácido sopor no muy diferente de la dulce molicie que nos embarga en la quietud de un mediodía estival, cuando el calor parece… Sigue leyendo

Luigi Pirandello – La realidad del sueño

Parecía que todo lo que él decía estaba dotado del mismo e incontestable valor de su belleza, como si, por la imposibilidad de poner en duda que él era un hombre hermosísimo, pero… Sigue leyendo

Kjell Askildsen – Los perros de Tesalónica

Tomamos el café de la mañana en el jardín. Apenas hablamos. Beate se levantó y colocó las tazas en la bandeja. Será mejor subir los sillones a la terraza, dijo. ¿Por qué?, pregunté… Sigue leyendo

Francisco Ayala – Una Nochebuena en tierra de infieles, o son como niños

Ya se acercaban las Navidades. Nuestro providente municipio se aprontaba a reproducir una vez más su anual milagro: que los desnudos árboles urbanos del invierno florecieran en bombillas eléctricas. Por radio y televisión,… Sigue leyendo

Cristina Peri Rossi – La rebelión de los niños

Nos conocimos por casualidad en una exposición de arte, en la planta baja del edificio. La exposición la organizaba el Centro de Expresión Infantil y allí estaban reunidos una serie de objetos experimentales,… Sigue leyendo

Chimamanda Ngozi Adichie – La celda uno

La primera vez que robaron en casa fue nuestro vecino Osita quien entró por la ventana del comedor y se llevó el televisor, el vídeo y las cintas de Purple Rain y Thriller… Sigue leyendo

Gustavo Adolfo Bécquer – Rimas y leyendas

Rima XLI Tú eras el huracán y yo la alta torre que desafía su poder: tenías que estrellarte o que abatirme… ¡No pudo ser! Tú eras el océano y yo la enhiesta roca… Sigue leyendo

Gabriel García Márquez – Alguien desordena estas rosas

Como es domingo y ha dejado de llover, pienso llevar un ramo de rosas a mi tumba. Rosas rojas y blancas, de las que ella cultiva para hacer altares y coronas. La mañana… Sigue leyendo

Leopoldo Lugones – Yzur

Compré el mono en el remate de un circo que había quebrado. La primera vez que se me ocurrió tentar la experiencia a cuyo relato están dedicadas estas líneas, fue una tarde, leyendo… Sigue leyendo

Haruki Murakami – Asalto a las panaderías

Alice Munro – Secretos a voces

Una mañana de sábado, tan bonita como el sol, siete chicas acamparon con la señorita Johnstone. —Y por poco no se fueron —dijo Frances—, porque el sábado por la mañana caían chuzos de… Sigue leyendo

Ángeles Mastretta – FRagmento de Mujeres de ojos grandes

Hay gente con la que la vida se ensaña, gente que no tiene una mala racha sino una contínua sucesión de tormentas. Casi siempre esa gente se vuelve lacrimosa. Cuando alguien la encuentra,… Sigue leyendo

Joahana Molina Acevedo – El canto de la Manuela

La Manuela vivía en el sur. Era pequeña, morena y tenía las piernas tan flacas, tan flacas que todos le decían que parecía un pajarito. Manuela acompañaba todos los días a su mamá… Sigue leyendo

Juan Villoro – Un llamada para Maribel

Desde que los teléfonos dejaron de ser negros, la vida de Maribel se volvió un desastre. Qué confiables eran los antiguos aparatos, de honesta estridencia y peso granítico. Entonces sólo las divas de… Sigue leyendo

Juan José Millás – Verdades inútiles

Hay cerca de la urbanización un viejo agricultor, ya jubilado, que conserva una gallina. Por la tarde, los veraneantes acuden con sus hijos pequeños para mostrarles el animal y revelarles de dónde vienen… Sigue leyendo

Lucia Berlin – Manual para mujeres de la limpieza

42–PIEDMONT. Autobús lento hasta Jack London Square. Sirvientas y ancianas. Me senté al lado de una viejecita ciega que estaba leyendo en Braille; su dedo se deslizaba por la página, lento y silencioso,… Sigue leyendo

Alejandro Jodorowsky – Zipelbrúm

A nadie le importó cuando encontraron su pieza desierta. La dueña dijo: “El de la 13 ha desaparecido”. Siguieron comiendo. Un pensionista volcó el arroz sobre su armadura. Mientras limpiaba, un mozo aprovechó… Sigue leyendo

Alejandro Dolina – Carreras secretas

La teoría según la cual todos los objetos del universo se influyen mutuamente, aun más allá de la causalidad y el silogismo, ha sido sostenida por muchas civilizaciones. Se sabe que la visión… Sigue leyendo

Alejandro Dolina – Balada de la primera novia

El poeta Jorge Allen tuvo su primera novia a la edad de doce años. Guarden las personas mayores sus sonrisas condescendientes. Porque en la vida de un hombre hay pocas cosas mas serias… Sigue leyendo

Miranda July – El equipo de natación

Ésta es la historia que jamás te hubiese contado cuando era tu novia. No hacías más que preguntarme, machaconamente, y tus conjeturas resultaban muy morbosas y concretas. ¿Era yo una mantenida? ¿Era Belvedere… Sigue leyendo

Soledad Puértolas – El fin

Al llegar a casa, me dice Cecilia, mi mujer: —Ha llamado tu madre. Ha dicho que la llames. -Sigue, con voz átona-: Han tenido un pequeño incidente cuando estaban de paseo con la… Sigue leyendo

Joseph Sheridan Le Fanu – Schalken el pintor

 «Pues es un hombre con el que no tengo nada en común; ni hay nadie que pueda imponer su mano sobre nosotros dos. Aparte, pues, de mí su vara y deje de amedrentarme… Sigue leyendo

Saki – Sredni Vashtar

Conradin tenía diez años y, según la opinión profesional del médico, el niño no viviría cinco años más. Era un médico afable, ineficaz, poco se le tomaba en cuenta, pero su opinión estaba… Sigue leyendo

John Lennon – David a medias

Había una vez un hombre que era David a medias y que tenía una misión en su vida. “Soy David a medias”» solía mascullar al despertarse, que era ya la mitad del camino.… Sigue leyendo

Violette Ailhaud – El hombre semen

 Breve nota sobre El hombre semen El 2 de diciembre de 1851, Luis Napoleón Bonaparte, sobrino y presunto hijo natural del primer Napoleón, realizó un golpe de estado a la república francesa, de… Sigue leyendo