Publicación de la categoría: Poemas

Guadalupe Morfin – LLueve

Con olfato de fiera en el exilio con lastimada estampa en la ebriedad del tropiezo comienzo, mi ciudad, mi canto: es tiempo de aguas. Tus pájaros acampan a mi sombra y a ninguno… Sigue leyendo

Pietro Aretino – Soneto IV

  (Ilustrado – Bilingue) IV Pon esta pierna sobre la espalda, y sácame del miembro ya la mano, y si quieres que empuje fuerte o despacio, despacio o fuerte, con el culo baila. Y… Sigue leyendo

Pedro Salinas – Para vivir no quiero

Para vivir no quiero islas, palacios, torres. ¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres! Quítate ya los trajes, las señas, los retratos; yo no te quiero así, disfrazada de otra, hija siempre… Sigue leyendo

Sylvia Plath – Tulipanes

Los tulipanes son demasiado emotivos; aquí es invierno. Mira qué blanco está todo, qué tranquilo, qué nevado. Estoy aprendiendo paz, yaciendo sola, tranquilamente, como yace la luz en estas paredes blancas, esta cama,… Sigue leyendo

Fernando Pessoa – Tabaquería

    No soy nada. Nunca seré nada. No puedo querer ser nada. Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo. Ventanas de mi cuarto, de mi cuarto de uno… Sigue leyendo

Raymond Carver – Una mujer se baña

Río Naches. Justo debajo de las cascadas. A cuarenta kilómetros de cualquier ciudad. Un día de densa luz solar cargado de olores de amor. ¿Desde hace cuánto? Ya tu cuerpo, perspicacia de Picasso,… Sigue leyendo

Ángel Gónzalez – Quise

Quise mirar el mundo con tus ojos ilusionados, nuevos, verdes en su fondo como la primavera. Entré en tu cuerpo lleno de esperanza para admirar tanto prodigio desde el claro mirador de tus… Sigue leyendo

Núria Amat – Sé que una mujer normal

Sé que una mujer normal no debe pensar y amar a un mismo tiempo, pues pensar confunde expectativas, aplaza el dolor, pone orden a las cosas, encadena el sentimiento, palabra que huele a… Sigue leyendo

Rainer Maria Rilke – Soneto I

Ahí se elevó un árbol. ¡Oh pura trascendencia! ¡Oh, Orfeo canta! ¡Oh, árbol alto en el oído! Y todo calló. Pero aún en el callar hubo un nuevo comienzo, un cambio, una señal.… Sigue leyendo

Emily Dickinson – Podría estar más sola

Podría estar más sola sin mi soledad, tan habituada estoy a mi destino, tal vez la otra paz, podría interrumpir la oscuridad y llenar el pequeño cuarto, demasiado exiguo en su medida para… Sigue leyendo

Paul Verlaine – Canción de otoño

Los largos sollozos De los violines Del otoño Hieren mi corazón Con monótona Languidez Todo sofocante Y pálido, cuando Suena la hora, Yo me acuerdo De los días de antes Y lloro Y… Sigue leyendo

Louis Aragon – Los ojos de Elsa

Inclinando a tus ojos los míos sitibundos en su fondo vi todos los soles reflejados, y el salto hacia la muerte de los desesperados, como el de mis recuerdos a tus ojos profundos.… Sigue leyendo

Olga Orozco – Con esta boca, en este mundo

No te pronunciaré jamás, verbo sagrado, aunque me tiña las encías de color azul, aunque ponga debajo de mi lengua una pepita de oro, aunque derrame sobre mi corazón un caldero de estrellas… Sigue leyendo

Wisława Szymborska – Fin y principio

Después de cada guerra alguien tiene que hacer la limpieza. Un mínimo orden no se hará solo. Alguien tiene que apartar los escombros de los caminos para que puedan pasar carros llenos de… Sigue leyendo

Enrique Falcón – Casa previa del mundo

Con costales de arena en la casa previa del mundo se les golpea en los riñones. Con costales de arena. Altos como visiones y más grandes que dos estrellas dulces y aplacadas, así… Sigue leyendo

Pedro Salinas – Ayer te besé en los labios

Ayer te besé en los labios. Te besé en los labios. Densos, rojos. Fue un beso tan corto, que duró más que un relámpago, que un milagro, más. El tiempo después de dártelo… Sigue leyendo

Charles Bukowski – Cómo ser un gran escritor

Tienes que cojerte a muchas mujeres hermosas mujeres y escribir algunos poemas decentes de amor. y no preocuparte por la edad y/o por los jóvenes talentos sólo toma más cerveza más y más… Sigue leyendo

Paul Valery – Serenata

Como la voz de un muerto que cantara desde el fondo de su fosa, amante, escucha subir hasta tu retiro mi voz agria y falsa. Abre tu alma y tu oído al son… Sigue leyendo

César Vallejo – 10 poemas musicalizados

Obra Poetica Completa                        Novelas Y Cuentos Completos

Carlos Edmundo de Ory – Soneto a Greta Garbo

Ábreme las dos puertas de tu casa quiero besar tu boca que me deja adivinar el aire cuando pasa tu corazón envuelto en una abeja O bien decirme puedes qué te pasa pálido… Sigue leyendo

Tim Burton – Ojos de clavo

El niño de ojos de clavo             terminó de montar su árbol             de estaño en un solo día.             Pero se veía muy raro             pues él mismo no veía.

Claudio Rodríguez – GESTOS

Una mirada, un gesto, cambiarán nuestra vida. Cuando actúa mi mano, tan sin entendimiento y sin gobierno pero con errabunda resonancia, y sondea buscando calor y compañía en este espacio en donde tantas… Sigue leyendo

Lorenzo Silva – Fragmento de Recordarán tu nombre

La Historia tiene estos recovecos: instantes y lugares en los que de repente, entre dos hombres, que por lo común no son dos hombres cualesquiera, pero tampoco tienen por qué ser los más… Sigue leyendo

César Moro – Viernes en la noche con el humo fabuloso de tu cabellera

Apareces La vida es cierta El olor de la lluvia es cierto La lluvia te hace nacer Y golpear a mi puerta Oh árbol Y la ciudad el mar que navegaste Y la… Sigue leyendo

Francisco de Quevedo – No me aflige morir

No me aflige morir; no he rehusado acabar de vivir, ni he pretendido alargar esta muerte que ha nacido a un tiempo con la vida y el cuidado. Siento haber de dejar deshabitado… Sigue leyendo

Claudio Rodríguez – Como el son de las hojas del álamo

El dolor verdadero no hace ruido. Deja un susurro como el de las hojas del álamo mecidas por el viento, un rumor entrañable, de tan honda vibración, tan sensible al menor roce, que… Sigue leyendo

Cristina Peri Rossi – La rebelión de los niños

Nos conocimos por casualidad en una exposición de arte, en la planta baja del edificio. La exposición la organizaba el Centro de Expresión Infantil y allí estaban reunidos una serie de objetos experimentales,… Sigue leyendo

Fray Luis de León – Vida retirada

¡Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruido y sigue la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido! Que no le enturbia el… Sigue leyendo

Gustavo Adolfo Bécquer – Rimas y leyendas

Rima XLI Tú eras el huracán y yo la alta torre que desafía su poder: tenías que estrellarte o que abatirme… ¡No pudo ser! Tú eras el océano y yo la enhiesta roca… Sigue leyendo

Edgar Allan Poe – Annabel Lee

Hace de esto ya muchos, muchos años, cuando en un reino junto al mar viví, vivía allí una virgen que os evoco por el nombre de Annabel Lee; y era su único sueño… Sigue leyendo

Percival Bysshe Shelley – Fragmento de Adonais

I Murió Adonais y por su muerte lloro. Llorad por Adonais, aunque las lágrimas no deshagan la escarcha que les cubre. Y tú, su hora fatal, la que, entre todas, fuiste elegida para… Sigue leyendo

Francisco de Quevedo – No me aflige morir

No me aflige morir; no he rehusado acabar de vivir, ni he pretendido alargar esta muerte que ha nacido a un tiempo con la vida y el cuidado. Siento haber de dejar deshabitado… Sigue leyendo

César Vallejo – Los mendigos pelean por España

Los mendigos pelean por España mendigando en París, en Roma, en Praga y refrendando así, con mano gótica, rogante, los pies de los Apóstoles, en Londres, en New York, en Méjico. Los pordioseros… Sigue leyendo

Evgueni Evtushenko – ¡Ánimo, muchachos!

Yo era cruel, desenmascaraba con brío, sin preocuparme de mis propios defectos. Me parecía que a la gente enseñaba cómo hay que vivir y que la gente aprendía. Pero empecé a perdonar… ¡Signo… Sigue leyendo

José María Arguedas – Temblar

Dicen que tiembla la sombra de mi pueblo; está temblando porque ha tocado la triste sombra del corazón de las mujeres. ¡No tiembles, dolor, dolor! ¡ La sombra de los cóndores se acerca!… Sigue leyendo

Juan Luis Panero – Autobiografía

Una casa vacía, otra derrumbada, un niño muerto al que le cuentan cuentos, despedidos fantasmas que se desvanecen, ceniza y hueso, piedras derrotadas. Cuartos alquilados, repetidos espacios fugaces, las huellas de los cuerpos… Sigue leyendo

Juan Ramón Jiménez – El viaje definitivo

… Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando Y se quedará mi huerto con su verde árbol y con su pozo blanco. Todas las tardes el cielo será azul y… Sigue leyendo

Gloria Fuertes – Cabra sola

Hay quien dice que estoy como una cabra, lo dicen, lo repiten, ya lo creo, pero soy una cabra muy extraña que lleva una medalla y siete cuernos. ¡Cabra! En vez de mala… Sigue leyendo

Carolina Coronado – La poetisa en un pueblo

¡Ya viene, mírala! ¿Quién? —Ésa que saca las copias. —Jesús, qué mujer tan rara. —Tiene los ojos de loca. Diga V., don Marcelino, ¿será verdad que ella sola hace versos sin maestro? —¡Qué… Sigue leyendo

Blas de Otero – Hombre

Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte, al borde del abismo, estoy clamando a Dios. Y su silencio, retumbando, ahoga mi voz en el vacío inerte. Oh Dios. Si he de morir, quiero… Sigue leyendo

Rafael Alberti – Retornos del amor en las arenas.

Esta mañana, amor, tenemos veinte años. Van voluntariamente lentas, entrelazándose nuestras sombras descalzas camino de los huertos que enfrentan los azules de mar con sus verdores. Tú todavía eres casi la aparecida, la… Sigue leyendo

Claudio Rodríguez – Ajeno

Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe. Y él oye ese tañido corto y duro del cuerpo, su cascada canción, siempre sonando a lejanía. Cierra su… Sigue leyendo

Erica Jong – Envidia del pene

Envidio a los hombres que pueden anhelar con infinita vaciedad el cuerpo de una mujer, que esperan que su anhelo haga un niño, que su oquedad misma fertilice lo oscuro. Las mujeres no… Sigue leyendo

Antonio Porchia – Voces

Cuando todo está hecho, las mañanas son tristes. *** Sin esa tonta vanidad que es el mostrarnos y que es de todos y de todo, no veríamos nada y no existiría nada. ***… Sigue leyendo

William Wordsworth – Poemas a Lucy

He conocido extraños accesos de pasión y me atrevo a contar, pero solo al oído del amante lo que me sucedió una vez. Cuando yo adoraba verla cada día fresca como una rosa… Sigue leyendo

Teresa Wilms Montt – Poemas de “Lo que no se ha dicho”

Alta mar.  De tanta angustia que me roe, guardo un silencio que se unifica a la entraña del océano. En la noche cuando los hombres duermen, mis ojos haciendo tríptico con el farol… Sigue leyendo

Miguel de Unamuno – La mar ciñe

La mar ciñe a la noche en su regazo y la noche a la mar; la luna, ausente; se besan en los ojos y en la frente; los besos dejan misterioso trazo. Derrítense… Sigue leyendo

Enrique Jardiel Poncela – Autoretrato

Nací armando el jaleo propio de esas escenas; me bautizó la Iglesia con el nombre de Enrique, y Aragón y Castilla circulan por mis venas, sin que haya aún encontrado a nadie que… Sigue leyendo

Clara Janés – Arcángel de silencio

También bajo la tierra brota amor, la verme blanca y la mosca azul que a los huesos cortejan, dando paso a un gemido que acuna las raíces. Y en la sumisa mansedumbre del… Sigue leyendo

Magdalena Lasala – Fragmento de Wallada La Omeya

Había llegado el momento que Córdoba ansiaba. Se atenuaron las llamas de las lámparas, se atizaron los inciensos, se apagaron los murmullos. Walläda La Omeya, la diosa de al-Andalus, apareció en lo alto… Sigue leyendo