Publicación de la categoría: Poemas cantados

Pablo Neruda – Tu risa

Quítame el pan si quieres, quítame el aire, pero no me quites tu risa. No me quites la rosa, la lanza que desgranas, el agua que de pronto estalla en tu alegría, la… Sigue leyendo

Bertolt Brecht – La Cruzada de los niños

Fue en Polonia, el treinta y nueve, donde una invasión sangrienta convirtió en agreste tierra muchas de sus ciudades y aldeas.El hermano perdió a la hermana, la mujer al hombre, en el batallón;… Sigue leyendo

Rosario Castellanos

–¿Si soy casada? Sí. Esto quiere decir que se levantó un acta en alguna oficina y se volvió amarilla con el tiempo y que hubo ceremonia en una iglesia con padrinos y todo.… Sigue leyendo

Pablo Neruda – Agua sexual

Rodando a goterones solos, a gotas como dientes, a espesos goterones de mermelada y sangre, rodando a goterones, cae el agua, como una espada en gotas, como un desgarrador río de vidrio, cae… Sigue leyendo

Neruda en el corazón – Homenaje a Pablo Neruda

1. Jorge Drexler – El monte y el rio 2. Ana Belén – Tonada de Manuel Rodríguez 3. Pedro Guerra – Antes de amarte, amor 4. Miguél Bosé – Walking Around 5. Adriana… Sigue leyendo

Rafael Alberti – Antología poética

Antología poética PDF

Federico García Lorca – No te pude ver

No te pude ver cuando eras soltera, mas de casada te encontraré. Te desnudaré, casada y romera, cuando en lo oscuro las doce den. Versión de Paco Ibáñez Versión de Enrique Morente

Mario Benedetti – Con tu puedo y con mi quiero

Con tu puedo y con mi quiero vamos juntos compañero compañero te desvela la misma suerte que a mí prometiste y prometí encender esta candela con tu puedo y con mi quiero vamos… Sigue leyendo

Poemas cantados de Antonio Machado

Inventario galante Tus ojos me recuerdan las noches de verano, negras noches sin luna, orilla al mar salado, y el chispear de estrellas del cielo negro y bajo. Tus ojos me recuerdan las… Sigue leyendo

Jaime Gil de Biedma – Happy ending

Aunque la noche, conmigo, no la duermas ya, sólo el azar nos dirá si es definitivo. Que aunque el gusto nunca más vuelve a ser el mismo, en la vida los olvidos no… Sigue leyendo

Gloria Fuertes – Los hombres no supieron

Los hombres no supieron que hubo hombres que escribieron para ellos. -y esto es feo-. Ni siquiera el Alcalde de Berceo ha leído de Berceo. No engañaros. Ningún pobre de América del Norte,… Sigue leyendo

Pablo Neruda – Poema 15

Me gustas cuando callas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te… Sigue leyendo

Federico García Lorca – Casida de la muchacha dorada

La muchacha dorada se bañaba en el agua y el agua se doraba. Las algas y las ramas en sombra la asombraban, y el ruiseñor cantaba por la muchacha blanca. Vino la noche… Sigue leyendo

María Zambrano – Delirio del incrédulo

] Bajo la flor, la rama sobre la flor, la estrella bajo la estrella, el viento; ¿Y más allá? Más allá ¿no recuerdas?, sólo la nada la nada, óyelo bien, mi alma, duérmete,… Sigue leyendo

Pablo Neruda – La muerte de Melisenda

A la sombra de los laureles Melisenda se está muriendo. Se morirá su cuerpo leve. Enterrarán su dulce cuerpo. Juntarán sus manos de nieve. Dejarán sus ojos abiertos para que alumbren a Pelleas… Sigue leyendo

Mario Benedetti – Te quiero

Tus manos son mi caricia mis acordes cotidianos te quiero porque tus manos trabajan por la justicia si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle… Sigue leyendo

Romance del caballero

– Caballero, caballero, ¿de dónde ha venido usted? – De la guerra, señorita, ¿qué se le puede ofrecer? – Si ha visto usted a mi marido en la guerra alguna vez. – No,… Sigue leyendo

Ana Belén – Lorquiana

Benito Moreno – Bécquer

Rosalía de Castro – Negra sombra

Federico García Lorca – Romance de la Guardia Civil española

Los caballos negros son. Las herraduras son negras. Sobre las capas relucen manchas de tinta y de cera. Tienen, por eso no lloran, de plomo las calaveras. Con el alma de charol vienen… Sigue leyendo

Federico García Lorca – New York (Oficina y denuncia), de Un poeta en Nueva York

Debajo de las multiplicaciones hay una gota de sangre de pato; debajo de las divisiones hay una gota de sangre de marinero; debajo de las sumas, un río de sangre tierna. Un río… Sigue leyendo

Luis García Montero – Aunque tu no lo sepas

Como la luz de un sueño, que no raya en el mundo pero existe, así he vivido yo iluminado esa parte de ti que no conoces, la vida que has llevado junto a… Sigue leyendo

Jaime Gil de Biedma – De todas las historias de la historia

Y qué decir de nuestra madre España, este país de todos los demonios en donde el mal gobierno, la pobreza no son, sin más, pobreza y mal gobierno sino un estado místico del… Sigue leyendo

Pedro Salinas – El alma tenías

El alma tenías tan clara y abierta, que yo nunca pude entrarme en tu alma. Busqué los atajos angostos, los pasos altos y difíciles… A tu alma se iba por caminos anchos. Preparé… Sigue leyendo

Miguel Hernández – Umbrío por la pena

Umbrío por la pena, casi bruno, porque la pena tizna cuando estalla, donde yo no me hallo no se halla hombre más apenado que ninguno. Sobre la pena duermo solo y uno, pena… Sigue leyendo

Jaime Sabines – Mi corazón me recuerda

1 Mi corazón me recuerda que he de llorar por el tiempo que se ha ido, por el que se va. Agua del tiempo que corre, muerte abajo, tumba abajo, no volverá. Me… Sigue leyendo

Federico García Lorca – Por tu amor me duele el aire

¡Ay qué trabajo me cuesta quererte como te quiero! Por tu amor me duele el aire, el corazón y el sombrero. ¿Quién me compraría a mí este cintillo que tengo y esta tristeza… Sigue leyendo

Jorge Manrique – Coplas por la muerte de su padre

  Recuerde el alma dormida, Avive el seso y despierte Contemplando Cómo se pasa la vida, Cómo se viene la muerte Tan callando; Cuán presto se va el placer, Cómo después de acordado… Sigue leyendo

Antonio Machado – Soñé que tú me llevabas

Soñé que tú me llevabas por una blanca vereda, en medio del campo verde, hacia el azul de las sierras, hacia los montes azules, una mañana serena. Sentí tu mano en la mía,… Sigue leyendo

Poemas musicalizados

Fe mía- Pedro Salinas Mª Dolores Pradera No te tardes, que me muero – Juan de la Encina Amancio Prada Volverán las oscuras golondrinas – Gustavo Adolfo Bécquer Paco Ibáñez Rima VII. Del… Sigue leyendo

Joaquin Sabina – Los perros del amanecer

A la hora del atraco y la pasión, cuando el infierno acecha en la escalera, cuando pierde los nervios la razón, y cruza el perseguido la frontera, a la hora de abrazar, a la hora de matar. A la… Sigue leyendo

75 aniversario de la muerte de Antonio Machado

Ovidi Montllor – Homenatge a Teresa

Homenatge a Teresa Com un record d’infantesa sempre recordaré a la Teresa, ballant el vals. Potser fou l’últim fet amb algú que estimés abans que un bombardeig la tornés boja. Tots els xiquets… Sigue leyendo

Federico García Lorca – El poeta pide a su amor que le escriba

Amor de mis entrañas, viva muerte, en vano espero tu palabra escrita y pienso, con la flor que se marchita, que si vivo sin mí quiero perderte. El aire es inmortal. La piedra… Sigue leyendo

Luis Eduardo Aute – Sarcófago

01.Tímidos suicidios en ayunas (Luis Eduardo Aute) 02.Una ladilla (Luis Eduardo Aute) 03.El terror que producen las uñas (Luis Eduardo Aute) 04.De un tiempo a esta parte (Luis Eduardo Aute) 05.La pintura de… Sigue leyendo

Luis Eduardo Aute – Nada

No es que el silencio haya tomado la palabra ni que los años pasen sin pedir perdón ni que la calma sólo sea un mal presagio ni que le falte aire a tu… Sigue leyendo

Federico García Lorca – Romance de la luna, luna

La luna vino a la fragua con su polisón de nardos. El niño la mira mira. El niño la está mirando. En el aire conmovido mueve la luna sus brazos y enseña, lúbrica… Sigue leyendo

Paco Ibañez – No sirves para nada

Cuando yo era pequeño estaba siempre triste y mi padre decía mirándome y moviendo la cabeza: hijo mío no sirves para nada. Después me fui al colegio con pan y con adioses pero… Sigue leyendo

Enrique y Estrella Morente – Cristalina fuente

Oh cristalina fuente, si en esos tus semblantes plateados formases de repente los ojos deseados que tengo en mis entrañas dibujados! Pues ya sin el ejido de hoy más no fuere vista ni… Sigue leyendo

LA GENTIL DAMA Y EL RUSTICO PASTOR

Estando un día un pastor de amores muy descuidado, vino por allí una dama. —Usted me da a mí cuidado. Mira qué trenza de pelo, qué delgada de cintura, si te casaras conmigo… Sigue leyendo

Jaime Gil de Biedma – No volveré a ser joven

Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde. Como todos los jóvenes yo vine a llevarme la vida por delante. Dejar huella quería y marcharme entre aplausos. Envejecer,… Sigue leyendo

Aguaviva – Me queda la palabra

Si he perdido la vida, el tiempo Todo lo que tiré como un anillo al agua Si he perdido la voz en la maleza Me queda la palabra Si he sufrido la sed,… Sigue leyendo

Gabriel Celaya: La poesía es un arma cargada de futuro

Emilio Sánchez Cayuela – El Ahogado Cuando ya nada se espera personalmente exaltante, mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia, fieramente existiendo, ciegamente afirmando, como un pulso que golpea… Sigue leyendo

Agustín García Calvo – El Mundo Que Yo No Viva

El mundo que yo no viva lo pensé como cosa extraña, como arca de maravilla. Ay de mi vida Allí ¿sonará la lluvia junto al fuego las noches frías? ¿Tendrá Agosto en el… Sigue leyendo