César Vallejo – Contra el secreto profesional

71189

Conozco a un hombre que dormía con sus brazos. Un día se los amputaron y quedó despierto para siempre.