Bancarizar la Naturaleza

1433669937435

La protección de nuestro planeta se ha convertido en un gran negocio para compañías como Goldman Sachs y Merrill Lynch que compran grandes extensiones de tierra, llenas de especies en peligro de extinción para ser vendidas como “bonos”. Compañías cuyas acciones destruyen el medio ambiente están ahora obligadas a pagar por ello comprando estos “bonos verdes”, pero, ¿obligar a quienes destruyen el bosque a pagar por esa destrucción salvará la naturaleza? Nuevos mercados financieros han surgido, especializándose en este comercio. Muchos economistas respetados como Pavan Sukhdev, creen que la mejor manera de proteger la naturaleza es ponerle un precio. Pero otros temen que este mercado de la naturaleza podría llevar a las empresas a tener un interés financiero en la extinción de las especies.